This Books Is Overdue!: How Librarians and Cybrarians Can Save Us All, by Marilyn Johnson

This Book Is Overdue!: How Librarians and Cybrarians Can Save Us All This Book Is Overdue!: How Librarians and Cybrarians Can Save Us All by Marilyn Johnson

My rating: 5 of 5 stars

I picked up a galley of this book while attending ALA Midwinter, and thoroughly enjoyed it. Marilyn Johnson became interested in librarians while researching her previous book on obituaries, and running into a few fascinating librarians death notices. A few quirky librarians may have initially caught her attention, but she is clearly enamored with the field, the staff, and the whole concept of sharing information for free.

Johnson’s book focuses on public libraries in the USA North East, but the cases she discusses, and examples she gives can be applied to the whole country, and much of it can extend to many other types of libraries. Through the book she discusses the initial pains of migrating information to emerging technologies, working hard to reach out to new users, coming up with creative programing, and the painful adjustments many librarians have had to deal with during this economic downturn.

In the book you will read about the Connecticut librarians who challenged the Patriot Act, an academic librarian who has an amazing zine collection, librarians who have migrated to Second Life, and the fascinating networks they have formed. You’ll also read about an archivist who boxes and how this very detail made him the perfect candidate to save a large boxing collection in Miami. Johnson also talked to the “dog” librarians, and several librarians at NYPL.

The chapter on what is happening at NYPL really stuck with me, and it’s a situation that is being replicated all over. Basically the financial crisis has forced them to reevaluate how the library runs, who their main users are, and how they may best serve them with reduced funds. Here Johnson interviews librarians working on new technologies, another one who loves helping authors do research, a couple more that have begun courting local artists and showing them what treasures the libraries has for them. She also spoke to a few librarians who’s departments have been eliminated and job descriptions have been significantly altered. Many of these librarians express concern about the patrons they had served, and the collections they have come to know so well, while questioning if their expertise will really be of most service in their new positions.

Throughout the book Johnson also shares her experiences learning about the field. She comments on the librarian who taught her now to store screen shots, instead of trying to book mark everything she liked on the web. She also talked about a course she took on archival practices, and tells us about her learning curve with new tools in the field.

The book is a very quick, thoroughly enjoyable read, and Johnson’s praise for librarians, archivists, and so called “cybrarians” is music to this librarian’s ears!

03/05/2010 – Marilyn Johnson is interviews on NPR, and the New York Times.

Interview with AL Focus / Entrevista con AL Focus (en inglés)

Recogí una copia sin corregir de este libro mientras asistía a ALA Midwinter, y lo disfruté muchísimo. Marilyn Johnson inicialmente se interesa en el mundo de las bibliotecas mientras hacia investigación para su libro anterior sobre los obituarios. Ahí se tropezó con varios anuncios fascinantes basados en la vida de bibliotecarios. La autora podrá haber empezado este proyecto después de interesarse por ciertos bibliotecarios particulares, pero pero esta claro que está fascinada con el mundo de las bibliotecas, su personal, y todo el concepto de compartir información de forma gratuita.

El libro de Johnson se centra en las bibliotecas públicas en el noreste de EE.UU. pero los casos que discute y los ejemplos que da se puede aplicar a todo el país, y muchos pueden extenderse a muchos otros tipos de bibliotecas. A través del libro Johnson nos cuenta de los dolores iniciales de la migración de información a nuevas tecnologías, el arduo trabajando para llegar a nuevos usuarios, como organizar programación creativa, y los dolorosos ajustes que muchos bibliotecarios han tenido que vivir durante esta recesión económica.

En el libro usted leerá acerca de los bibliotecarios de Connecticut que impugnaron el Patriot Act, un bibliotecario académico que tiene una colección asombrosa de mini revistas (zines), los bibliotecarios que han emigrado a Second Life, y las redes profesionales tan fascinantes que se hayan formado. También leerá acerca de un archivero quien boxea y cómo este detalle lo convirtió en el candidato perfecto para guardar una gran colección sobre el boxeo en Miami. Johnson también habló con la bibliotecarios para “perros” bibliotecarios y varios bibliotecarios en la biblioteca publica de Nueva York (NYPL).

El capítulo sobre lo que está sucediendo en NYPL fue el que mas me impacto, y es una situación que se repite en todas partes. Básicamente, la crisis financiera ha obligado a revaluar cómo funciona la biblioteca, quienes son sus principales usuarios, y cómo se puede prestar mejores servicios con fondos reducidos. Aquí Johnson entrevista bibliotecarios que trabajan con tecnologías emergentes, otro bibliotecaria que le encanta ayudar a los autores haciendo investigación para sus libros, un par de jóvenes que han comenzado a cortejar a artistas locales y les muestra los tesoros que bibliotecas tiene para ellos. También entrevisto a varios bibliotecarios de departamentos que han sido eliminados y a quienes les han cambiado sus obligaciones laborales. Muchos de estos bibliotecarios expresan preocupación por sus usuarios, y las colecciones que han llegado a conocer tan bien, mientras se cuestiona si su experiencia laboral será realmente aprovechada al máximo en sus nuevos trabajos.

A lo largo del libro de Johnson también comparte sus experiencias de aprendizaje sobre el campo. Ella comenta sobre la bibliotecaria que le enseñó como capturar y almacenar imágenes de la web, en lugar de tratar de reservar la marca todas las paginas que le gustaba. También habló de un curso que tomó en las prácticas de archivo, y nos habla de su curva de aprendizaje con las nuevas herramientas en el campo.

El libro se puede leer muy rápido, es entretenido y divertido de leer, ¡y el elogio de Johnson para los bibliotecarios, archiveros, y los llamados “cybrarians” es música para los oídos de esta bibliotecaria!

03/05/2010 – Marilyn Johnson es entrevistada por NPR, y el New York Times.

View all my reviews >>

  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • RSS
  • Pinterest
  • Google Plus
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • RSS
  • Pinterest
  • Google Plus

Leave a Reply

Email
Pinterest
Email